Primary Navigation

En medio del valle de sombras

La banda mexicana, Un Corazón, recientemente lanzó su nuevo sencillo titulado «Príncipe de Paz», con un mensaje digno de reflexionar. Es evidente que el mundo entero vive un tiempo extremadamente crítico; pandemia, conflictos raciales, incertidumbre política, crisis económica, por mencionar algunas cosas que han conmocionado a las naciones. Sin embargo, esta canción apunta a un tipo de caos que pasa inadvertido con facilidad y al cual no muchos prestan la atención debida. Apunta a un conflicto cuya guerra no sucede en un lugar visible, sino en el terreno de la mente y el corazón: el conflicto emocional.

Suena irónico, pero muchos pasan por ese lugar oscuro, ese valle de sombras aun mientras están rodeados de sus seres queridos y a plena luz del día. La batalla es real y la falta de paz en el interior se vuelve un tormento para personas que en muchas ocasiones son incomprendidas. Esta necesidad es expresada en uno de los versos de la canción: «Me encuentro perdido en silencio, buscando de tu dirección. En medio del valle de sombras, mis manos levanto, Señor». En México, 15 de cada 100 habitantes sufren de depresión. En Estados Unidos, uno de cada 25 vive con algún tipo de trastorno mental que incluye algún tipo de ansiedad, depresión y trastorno bipolar. Muchas veces, estas luchas se hacen presente en la iglesia, y la realidad es que en muchos casos no hemos sabido lidiar con ello. La buena noticia es que Jesús vino a buscar a los perdidos, a sanar a los heridos a rescatar a los quebrantados, a vendar las heridas del alma, a traer salvación eterna a todos los que creen en él.

Poder al alcance de la mano

Sin duda la intervención de expertos en la materia es fundamental, pero hay cosas a nuestro alcance que pueden comenzar a marcar la diferencia. Por ejemplo, hay poder cuando adoramos a Dios, porque la adoración es una expresión de confianza. Este tema de Un Corazón resuena como un himno de esperanza para todo aquél que se encuentra librando una batalla en su alma. ¡Recuerda que Jesús es el Príncipe de Paz y él prometió estar contigo hasta el final! El Señor nos ha dado acceso a armas espirituales que son cruciales en estos momentos de prueba. Si buscas al Señor en alabanza, oración, y comunión con su Palabra, podrás ver con mayor claridad cómo él es el Dios que pelea nuestras batallas. Escucha alabanzas saturadas de las verdades de la Palabra, para que cuando todo parezca haberse nublado, puedas recordar al Dios que está de tu lado.

Une tu voz a este coro y deja que el Espíritu Santo ministre tu vida: «Tu paz trae libertad de toda ansiedad, tú reinas, Príncipe de Paz. Tu paz trae sanidad, toda depresión se va, en Cristo declaramos paz». Aunque pases por en medio del valle de sombras recuerda que él va justo a tu lado, y su vara de pastor te reconforta.

«Príncipe de Paz», de Un Corazón, es un lanzamiento internacional de CanZion.

Comentarios en Facebook



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Blogs recientes

Entendamos la gracia

Dios conmigo, ¡Dios en mí!

Crianza en tiempos de pandemia

¡Ayuda! ¿Qué debo hacer si atacan mi fe?

¡Nos levantaremos!

Preparados para el regreso

¡Venga tu reino!

Apuntemos a la cruz

Tres consejos para ser comunicadores efectivos

La apologética: ¿qué es y por qué es importante?

Conéctate
Se el primero en conocer los nuevos posts.
Respetaremos tus datos
Comparte en tus redes
Facebook
Twitter
Pinterest