Primary Navigation

Nuestro primer post

Tomar la decisión de crear tu blog se parece mucho a experimentar la crisis de la mediana edad, en la que constantemente te preguntas: ¿qué estoy haciendo? ¿es esto lo que quiero?, ¿de verdad deseo que otros me conozcan como soy?

Frente a la extrema trascendencia de esas preguntas, decidimos ignorar la voz de la duda y, como la familia musical que somos, dejar que nuestra motivación cante más fuerte que: nos encanta emprender nuevos proyectos, por eso aquí está, ¡este es el primer post de nuestro blog!

De la experiencia escribiéndolo aprendimos que, aunque los seres humanos somos creativos por defecto, por diseño, o mejor aún, por quien es nuestro Diseñador: crear también es un acto de fe en nosotros mismos.

¿Qué hacer entonces frente a la duda?

 Poner manos a la obra con la pasión y la seguridad de quien está convencido que nació para enfrentar el desafío que tiene por delante.

Nos gustan los retos, pero es innegable que estos siempre traen consigo una fuerte dosis de incertidumbre. Aun así, ese tipo de emociones tienen todo el potencial para sacar lo mejor o lo peor de nosotros.

¿De qué depende?

Todo se define en una palabra que resume lo que somos y está en los cimientos de nuestra organización: fe. Este blog arranca así, con emoción, expectativa, y una que otra noche sin dormir de pensar en todo lo que tenemos para contar sobre lo que ocurre al interior de nuestra organización y desde luego, acerca de nuestros salmistas.

Para que siga generando emociones en nosotros y, esperamos, en quienes nos leen, nuestro principio es simple: abrir la mente y el corazón del grupo CanZion a cada persona que esté expuesta al contenido de este blog, y por supuesto, divertirnos en el proceso.

No sabremos con certeza cómo llegaste hasta aquí, pero nuestro mayor deseo es que este blog, hecho con mente y corazón, contribuya en algo valioso para tu vida que redunde en tu bienestar en muchos aspectos, particularmente en el espiritual.

Comentarios en Facebook


Publicidad
Blogs recientes

Todos necesitamos un Natán

Diez cosas que un cristiano debe hacer antes de morir

Una amistad especial

Carta a un padre que ya no va a la iglesia

El Plan B no existe

¿Dios realmente te ama?

Sígueme, yo sigo a Cristo

¿Generación débil?

¿Tienes derecho de enojarte tanto?

Testea tu fe

Conéctate
Se el primero en conocer los nuevos posts.
Respetaremos tus datos
Comparte en tus redes
Facebook
Twitter
Pinterest