Primary Navigation

Redes sociales: ¿Peligro o virtud? (Parte 2)

En la entrada anterior nos enfocamos en los peligros de las redes sociales. Tomando esto en cuenta, podemos estar a alerta para no caer en sus trampas y sacar el mejor provecho de ellas. Porque no todo en las redes sociales es negativo, estas pueden llegar a ser un terrible amo pero un excelente siervo. Ahora dedicaremos este espacio para hablar de las virtudes y ventajas de las redes sociales.

Un poderoso alcance

Las redes sociales han hecho posible que nuestras imágenes y palabras tengan un poderoso alcance. Este mismo artículo será leído en Argentina, México, Perú, Bolivia, Estados Unidos, Colombia y muchos otros países, ¡gracias al alcance de las redes sociales! Esta ventaja también representa una gran responsabilidad. ¿Qué clase de contenido quiero que llegue a diferentes rincones del planeta? ¿Aquello que publicaré será de edificación o de tropiezo? Debo admitir que me ha sorprendido bastante que personas han llegado a nuestra iglesia por los anuncios e invitaciones que subimos en Instagram o Facebook.

Una herramienta para compartir el evangelio

Así como las redes sociales están saturadas de cosas que no edifican, nosotros podemos usarlas para compartir las Buenas Nuevas de Cristo Jesús. Usa tus dones y talentos para que a través de arte, escritos y proyectos audiovisuales puedas compartir el mensaje de salvación. No sabemos los diferentes medios que Dios utilizará para alcanzar a los perdidos. En 2 Timoteo 4:2 Pablo exhorta a Timoteo a predicar, a instar a tiempo y fuera de tiempo. Yo diría, predica fuera de las redes sociales y también dentro de ellas. Recuerda que aquello que más compartimos es un reflejo de lo que hay en nuestro corazón. ¿Es evidente para tus amigos y seguidores que Jesús es el tesoro de tu alma?

Conexión con las nuevas generaciones

He tenido la oportunidad de servir en ministerios de adolescentes y no me sorprendió nada que fueran muy callados e introvertidos en persona, pero lo que sí me sorprendió bastante fue que al hablar con ellos a través de las redes eran sumamente abiertos y comunicativos. Para bien o para mal, a ellos les tocó nacer en otra era muy distinta a la nuestra, y si queremos conectarnos con ellos, debemos mantenernos actualizados en temas de tecnología y comunicación. Utiliza las redes sociales para alcanzar a las nuevas generaciones.

Si tomas en cuenta las ventajas y te mantienes alerta de los peligros, podrás utilizar las redes sociales para la gloria de Dios. Un último y muy importante consejo: aprende cuándo decir adiós. Habrá momentos en los que reconozcas que las redes sociales te están afectando más que beneficiando. Aprende a apagarlas por algún tiempo mientras retomas el enfoque correcto. «Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él», (Colosenses 3:17, NVI).

Comentarios en Facebook


Publicidad
Blogs recientes

Mujeres, moda y adoración

¡No vuelvas a la normalidad!

La esperanza en Eclesiastés

Identificados públicamente con Jesús

Un amor de verdad

Un matrimonio feliz

Redes sociales: ¿Peligro o virtud? (Parte 2)

Redes sociales: ¿Peligro o virtud? (Parte 1)

¿Cómo sé cuál es mi don espiritual?

En los brazos de Jesús

Conéctate
Se el primero en conocer los nuevos posts.
Respetaremos tus datos
Comparte en tus redes