Primary Navigation

Una promesa que emociona

¿Te has percatado de la opinión generalizada acerca de Jesús que comienza a permear las redes sociales hoy en día? Cada vez más, la gente muestra falta de respeto, incredulidad o crasa ignorancia respecto de la persona de Jesucristo.

Sin embargo, la opinión de las masas no afecta el carácter del Señor. No deja de ser verdad que Jesús amó y ama profundamente a toda la humanidad —incluso a aquellos que lo crucificaron ayer y a los que se burlan de su nombre hoy— tanto así que, dejó su trono de gloria, vino a este mundo, se hizo hombre y murió en una cruz por nuestros pecados.

Lo que me encanta de nuestra fe —lo que me encanta de Jesús— es que él no se quedó muerto, sino que resucitó al tercer día y la Biblia dice en Romanos 8 que «el mismo Espíritu que levanto a Cristo de los muertos vive en nosotros».

Me encanta escuchar y cantar los versos de una canción titulada «Volverá», que dio a conocer el equipo de adoración Música Más Vida. Hay una línea especifica y que dice «Él me resucitó». Eso me impacta. No solo resucitó, sino que su Espíritu me hizo parte de su resurrección al darme a mí también vida, juntamente con todos aquellos que han depositado su fe en Jesús para salvación.

Creo con todo mi corazón que Jesús ha venido, como dice la Biblia, para darnos una vida en abundancia y también para resucitarnos, no solo de nuestros pecados y de nuestro pasado, sino también de los temores que existen en nosotros, resucitarnos de las enfermedades y de la desesperación.

Jesús viene a resucitar cada parte de nuestra vida y aún más, dice la Biblia que: «donde esta el Espíritu del Señor» —o sea, en nosotros— «…hay libertad» (2 Corintios 3:17). Él nos ha venido a hacer libres de tantas cosas que nos impiden ser felices y vivir plenamente.

Como su Espíritu está en nosotros, como él nos ha resucitado, tenemos libertad en él. Me encanta saber esto y creerlo, porque creo con todo mi corazón que un día, Jesucristo, que vive en mí, también va a volver. Lo vamos a ver con nuestros ojos. ¿Leíste bien? ¡Vamos a verlo! No sabemos exactamente cómo y todos los detalles — porque solo algunas cosas están reveladas en las Escrituras— pero la Biblia lo dice, lo creemos, que él va a descender, que el cielo se va abrir y vamos a ver a nuestro Señor Jesús en toda su gloria y en todo su resplandor. Y él va a venir por una iglesia gloriosa. Si has depositado tu fe en Cristo, tú y yo somos parte de esa iglesia gloriosa por la que él va a volver. ¿No te emociona pensar en eso?

Comentarios en Facebook



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad
Blogs recientes

Firmes en la batalla (Parte 1)

Un amor extravagante

Amistades para el alma

Una promesa que emociona

¡Ayuda! ¿Cómo uso bien mi tiempo?

Victoria en el ring

Más allá de la aprobación

Tres claves para un matrimonio exitoso… antes de casarte

Se acabó la soledad

Una sal luminosa.

Conéctate
Se el primero en conocer los nuevos posts.
Respetaremos tus datos
Comparte en tus redes
Facebook
Twitter
Pinterest