Primary Navigation

Firmes en la batalla (Parte 2)

Hablar de nuestra lucha contra el pecado nunca será sencillo, pero descubrir verdades elementales de la Palabra, determinará profundamente cómo lo enfrentamos. Así es, la Biblia habla mucho acerca de nuestra lucha contra el pecado, nos instruye y orienta para mantener la paz y caminar en victoria.

Presta mucha atención a estas verdades fundamentales que te ayudarán a vencer aquellas áreas donde tal vez todavía eres propenso a caer. No te desanimes, ¡Mantente firme en la batalla!

El Señor peleará por ti

¿Habrá luchas que sobrepasen nuestra capacidad? ¿Nos enfrentaremos a enemigos más fuertes que nosotros? De hecho, sí. ¡Casi todo el tiempo! La buena noticia es que… ¡Dios peleará por ti! Esto es similar a aquella parte en las Crónicas de Narnia, donde la pequeña Lucy se enfrenta a poderosos enemigos. De pronto ella saca un pequeño cuchillo y para nuestra sorpresa todos se atemorizan. ¿Por qué le temen a una pequeña niña indefensa? Lo que sucedió es que Aslan estaba detrás de Lucy, y a quien realmente temían era al gran León que estaba dispuesto a pelear por la pequeña. Así es Dios con nosotros. Somos débiles e indefensos en las manos de un Dios fuerte dispuesto a salvarnos de nuestras pruebas y tentaciones. Romanos 8:13 enseña que es por medio del Espíritu Santo que podemos dar muerte a los malos hábitos del cuerpo.

La clave está en el enfoque de nuestro deleite

El pecado es más fuerte en nuestra vida cuando menos encontramos nuestro deleite en Dios. En el evangelio de Juan capítulo 4 encontramos la historia de una mujer samaritana ¡que había tenido cinco maridos! ¿A que se debía el trágico desorden en sus relaciones? Ella estaba buscando ser saciada por fuentes incapaces de hacerlo. Cuando hacemos de otras personas o cosas el enfoque de nuestro deleite los estamos haciendo los ídolos de nuestro corazón. La buena noticia para esta mujer, fue que Jesús tenía dispuesto encontrarse con ella en el pozo de Jacob, presentándose a sí mismo como el agua viva que podría saciar su alma. Precisamente, la canción «Jesucristo basta», de la banda Un Corazón https://canzi.online/JesucristoBasta-Youtube está inspirada en esta historia. El comienzo de la canción nos revela esta gran verdad: «Nuestros corazones insaciables son hasta que conocen a su Salvador».

Jesucristo es nuestro deleite y nuestra victoria. ¡La batalla está ganada! No desistas, él peleará por ti. Enfoca tu esfuerzo en hacer del Señor el tesoro de tu corazón.

Comentarios en Facebook


Publicidad
Blogs recientes

Constante

El llamado

Como la tortuga

Un deseo piadoso

El truco de magia

Las tres cosas de Dios que ser mamá me enseñó

El as bajo la manga

Llamado de alerta

La responsabilidad del entendido

En busca de lo perdido

Conéctate
Se el primero en conocer los nuevos posts.
Respetaremos tus datos
Comparte en tus redes