Primary Navigation

Una amistad especial

Cuando Jesús visitaba pueblos y ciudades, miles de personas se le acercaban buscando algún milagro para sus vidas o deseosos de poner la mirada en aquél que, según los rumores, parecía tener alguna clase de esperanza para todo lo que estaba pasando en Israel en ese tiempo. Mucha gente alcanzó a ver a Jesús de lejos, otros alcanzaron a tocarlo o escucharlo hablar. Pero de entre tantas multitudes, Jesús escogió y separó a doce hombres para que fueran sus discípulos.

La gracia de Dios es para todos, no hay nada que podamos hacer que nos gane el cielo mas que el precioso sacrificio de Cristo por nosotros en la cruz; sin embargo, estos doce hombres hallaron una gracia especial para ser elegidos para ser no solo salvos en el futuro, sino también los más cercanos discípulos que tuvo Jesús durante el tiempo que caminó entre nosotros. Quisiera poder entender qué fue lo que hizo que pudieran ser tan íntimos de Jesús, porque yo quisiera que en medio de multitudes, Jesús me escogiera para ser cercano a él.

Los más cercanos

Mientras Jesús le hablaba a la gente por medio de parábolas para que no entendiesen lo que escuchaban, a los discípulos les revelaba los significados de las mismas y aun les contestaba sus dudas acerca de ellas. Verdaderamente no hubo algún otro más cercano a Cristo mientras caminó por la tierra que esos doce hombres que todo el día lo escuchaban enseñar, que comían y dormían con él, que lo seguían a donde quiera que fuera y vivían con él todo tiempo, malo o bueno, creciendo y aprendiendo.

Los discípulos pasaban tanto tiempo con Jesús que cuando éste fue aprehendido, Pedro andaba en los alrededores y los que lo escuchaban hablar le decían que era tan parecido a Jesús que hasta hablaba como él. Y aun dentro de ese pequeño círculo, Jesús mantuvo aún más cerca a tres de ellos: Pedro, Jacobo y Juan. Ellos alcanzaron a ser testigos de momentos muy especiales, incluso pudieron ver a Jesús en la transfiguración.

¿Por qué?

Me pregunto, ¿qué fue lo que hicieron esos doce hombres para que Jesús los escogiera, para acercarse tanto a él? La Biblia no habla claramente sobre porqué eligió a esos hombres en específico, pero sí cuenta muchas historias que nos permiten conocer un poco más acerca de ellos para aprender. Y mientras leo los evangelios, veo en ellos a un Pedro, que a pesar de su inmadurez y errores, se atrevió a seguir a Jesús hasta las aguas, hasta donde otros no se aventuraron a llegar —aunque haya sido por unos segundos— creyendo que caminaría sobre ellas.

Veo también en Pedro a un hombre que amó tanto a Jesús que le prometió que iría hasta el fin del mundo por él, que incluso moriría por él de ser necesario y que hasta se atrevió —por defenderlo— a cortar la oreja de un soldado que llegó para apresar a Jesús. Quizás Pedro no entendía la situación y no sabía que Jesús debía pasar por toda esa aflicción, porque no le habían sido reveladas aún muchas de las cosas que él les había dicho, sin embargo, es palpable en él una actitud de amor hacia Cristo que no se ve en todos los que siguen a Jesús.

Por otro lado, no sé qué tanto hacían Jacobo y Juan, pero eran tan atrevidos e intensos que la gente los llamaba «hijos del trueno»; no era un apodo que cualquiera pudiese tener. También es posible ver en ese Juan a un hombre al que no le importaba lo que dijeran de él ni que lo identificaran con Cristo; no se avergonzó de Jesús en ningún momento ni le importó que llegaran a aprisionarlo, matarlo o vituperarlo. A nadie pareció importarle este joven tampoco, pues permaneció al borde de la cruz hasta el último momento.

Como ellos

Hay tanto que podemos aprender de estos hombres, pues su pasión y amor por Cristo nos pueden enseñar muchas cosas que nos lleven a ser más íntimos amigos de Jesús como ellos lo fueron. Quiero ser un discípulo que como Juan se pueda llamar a sí mismo amado de Cristo, que pueda sentarme por horas a sus pies escuchando sus palabras, y buscarlo como al más cercano amigo cuando me vea en necesidad. Mi deseo es que Jesús se convierta en todo para mí, tanto que como estos hombres hicieron en su tiempo, pueda entregar mi vida por Cristo.

Comentarios en Facebook


Publicidad
Blogs recientes

Una palabra para los que esperan

Usa tus ojos espirituales

Una fe audaz

¿Qué voz escuchas?

El dilema del cansancio

Sigamos adelante

Transparente

Descansa en un buen Padre

Una meditación

El impostor

Conéctate
Se el primero en conocer los nuevos posts.
Respetaremos tus datos
Comparte en tus redes